Cede Tu Puesto

cede tu puesto

    No importa si eres hombre o mujer, ceder el puesto denota educación, valores y es un acto de cortesía que hace que todo sea cordial y agradable. Si se trata de un niño, no le pidas a la madre que te lo entregue, dado que hay tantos casos de abuso infantil, ya ninguna madre puede confiar el hijo; cede el puesto de manera amable. Recuerda que por muy agotados que estemos por un día de trabajo o de estudios, una persona mayor, una madre o una persona con algún tipo de discapacidad está en desventaja, no puede reaccionar con la misma velocidad ante cualquier eventualidad que se presente. Es importante destacar, que ceder el puesto puede darse en los autobuses, en colas de los bancos, en eventos, en cualquier ocasión donde sea necesario. Si me apoyas con el rescate de los valores y me ayudas a ceder el puesto, puedes compartir esta imagen, seamos voceros de los buenos valores. Si queremos una mejor sociedad, empecemos por crearla nosotros mismos.


Comentarios